PRECALENTAMIENTO

Publicado en por Jarol

Evite lesiones, tómeselo seriamente Ejercicio fundamental para lograr longitud

Como antes de toda actividad física que amerite esfuerzo (deportes, ejercicios, etc.), el precalentamiento es vital tanto para evitar lesiones como para mejorar los resultados.

En nuestra rutina de ejercicios en particular, el precalentamiento es crucial, y debe dársele la misma importancia que al resto de los ejercicios. Hay personas que llegan a desestimarlo y descuidarse con el precalentamiento, tal vez porque es lo único común a todas las rutinas. Si no se toma con la seriedad que se merece, aumentamos la posibilidad de que surjan pequeños puntos rojos en el pene (si bien estos no son perjudiciales y es común que algunos aparezcan aún con un precalentamiento adecuado) y limitamos el desarrollo longitudinal.

En este punto cabe aclarar que en los kegel 1, no es necesario el ejercicio aquí detallado. Para el kegel 2 si bien no es esencial, los beneficios de hacerlo son varios, ya que favorece los resultados.


Es muy importante realizar este ejercicio correctamente para lograr longitud ya que da elasticidad a lo que mal llamamos "tendón del pene" (una banda fibrosa del cuerpo del pene) que limita el desarrollo longitudinal en muchos hombres. Si no efectúa este ejercicio correctamente y su "tendón" no posee elasticidad suficiente, solo notará aumento de grosor pero no de longitud. A muchos que les ocurre esto les aconsejamos realizar el ejercicio todos los días, inclusive los días de


El Ejercicio.

1º - Tome una toalla y empápela en agua caliente. ¿Que tan caliente? - Muy caliente, pero sin llegar al punto en que produzca quemazón, antes de colocarla sobre su pene, chequée la temperatura colocándosela sobre el abdomen, si la soporta allí sin problemas, continúe.

2º - Envuelva con la misma su pene, cubriendo toda la superficie del mismo, es importante que toda la superficie se cubra. Manténgala así por unos dos minutos. Cuando la remueva, el pene debe estar enrojecido. Si por algún motivo no se enrojece repita el procedimiento.

3º - Logrado esto, vuelva a mojar la toalla calentarla nuevamente y esta vez, no solo envuelva su pene, sino toda su área genital, desde el ano hasta el pene, testículos incluidos. Pero esta vez hágalo solo por unos 30 segundos.

4º - Estando de pié, con su pene en estado de flacidez, tómelo de la cabeza con firmeza y estírelo hacia el suelo hasta que sienta que va a comenzar a molestarle. Nunca llegue a un estado de molestia o dolor. Sosténgalo allí por 30 segundos y suéltelo.

5º - Vuelva a tomarlo, y repita el ejercicio pero esta vez estírelo hacia su derecha.

6º - Ídem anterior, pero esta vez estírelo hacia su izquierda.

8º - Ídem anterior, pero esta vez estírelo hacia adelante.

9º - Mueva sus caderas sacudiendo su pene haciéndolo "aplaudir" contra sus piernas unas 10 veces.

Como se destaca en las rutinas ya dentro del programa
 esto debe repetirse paso a paso por unos 5 minutos.
Con esto ya está listo para pasar al siguiente ejercicio de la rutina.
 Y recuerde nuevamente, el precalentamiento es esencial para evitar lesiones
 y favorecer el desarrollo.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post